24.2.15

EDIFICIO PLAZA 2000

Arquitecto: Diego Ponce
Texto: Doménica Manciati R.
Digitalización: Doménica Manciati, Isaac Mera, Martín Real, Diego Salgado
Planta baja
Planta Tipo
Planta Baja Suites Duplex
Planta Alta Suites Duplex
Planta Suite Doble
Corte B-B
Fachada frontal


Fachada Norte

Fachada Posterior

Fachada Sur
Isometría
Isometría
El edificio Plaza 2000, ubicado en la Av. 12 de Octubre y Francisco Salazar, fue realizado y construido por el estudio de diseño arquitectónico “Diego Ponce Arquitectos” en 1994.
El edificio consta de 17 plantas incluyendo la planta baja, y 5 subsuelos destinados a estacionamientos. Se ha caracterizado por tener un programa híbrido, pues aloja oficinas, viviendas (suites), locales comerciales y bancarios en un complejo único de funciones complementarias que pueden variar según el tiempo.
Su ingreso se realiza por la avenida principal (Av. 12 de octubre) y la volumetría se implanta diagonalmente sin establecer una relación paralela con las vías que lo rodean. Al contrario, genera un espacio público esquinero generoso que acoge y se abre completamente a pesar del desnivel que existe en el terreno hacia la calle Francisco Salazar. El desnivel genera una plaza de ingreso que se encuentra al nivel de la vereda justo en la intersección de las vías. 
Plaza de ingreso
Fotografía: Doménica Manciati
El acceso universal dentro y fuera del edificio es algo que llama la atención si tenemos en cuenta que en la época la normativa no exigía este tipo de adecuación. En los edificios de Ponce siempre está considerada la posibilidad de acceder a los espacios comunes y privados a través de rampas y ascensores, una exigencia que se introdujo a la normativa mucho después de que Diego Ponce comenzara a aplicarla en sus diseños.
  Imagen: Diego Ponce Arquitectos
Edificio visto desde la Av. 12 de Octubre
Fotografía: Diego Ponce
Imagen Editada: Diego Salgado
Desde el hall de ingreso podemos observar  la importancia que tiene la naturaleza para esta firma arquitectónica. Interior y exterior se relacionan a través de una serie de visuales y jardineras que aprovechan las aristas de los volúmenes a distintos niveles para permitir que la naturaleza habite el interior del edificio.  
Fotografía: Diego Ponce Arquitectos
Hall de acceso a zona de viviendas
Fotografía: Doménica Manciati

La circulación vertical está compactada en un núcleo ubicado en el centro del edificio, y se distribuye en 6 ascensores (3 panorámicos) y unas gradas de emergencia. La circulación se divide de tal manera que permite una zonificación clara y bien marcada del uso.
Ascensores panóramicos hacia el oeste de Quito
Fotografía: Diego Ponce Arquitectos
Imagen Editada: Diego Salgado 
Al estudiar las plantas de cada uno de los pisos del edificio se puede observar como a pesar de ser un solo bloque, al interior se generan distintos ambientes sin necesidad de confinarlos. La simple ubicación de la circulación vertical en la mitad del edificio hace posible separar la vivienda de las oficinas y evitar que los usuarios de un lado puedan acceder al otro. Esto refleja una intención y un concepto claros sobre como garantizar la seguridad al interior del edificio. Se ha catalogado a este diseño como inteligente, gracias a su sistema de acceso digital. Este permite concentrar las circulaciones en un gran lobby, desde el cual los usuarios se distribuyen y acceden a distintos espacios dependiendo de su identidad.


Por otra parte, desde el punto de vista climático, la selección de materiales termoplásticos permite regular la humedad y temperatura. La estructura de pórticos del edificio es de hormigón armado sismo-resistente y permite generar grandes luces al interior del edificio, clave para garantizar la flexibilidad en la distribución y uso de los espacios, incluidos los estacionamientos del subsuelo.